.Image { text-align:center; }

17 de febrero de 2017

Lecturas que se quedaron en el tintero

17 de febrero y ya siento que el mes ha terminado. Quizá es porque mi trabajo funciona a base de cumplir plazos, tener organizado tal o cual tarea para una fecha, dejar los últimos días para poder terminar otra. Y así un mes tras otro. Un trimestre tras otro. Es la vida de una gestora laboral. Por eso, ya estoy pensando que la semana que viene es la última del mes, aunque no lo sea en realidad.

Febrero ha sido el mes en el que me ha tocado cumplir años, me he reencontrado con amigas -buenas lectoras y escritoras, pero mejores personas-, he confirmado el marchito estado en el que se encuentra la novela romántica nacional y he sobrevivido a San Valentín a pesar de las redes sociales: ese eterno escaparate de postureo, manipulación e información habitualmente inútil o prescindible.

Hace nada, nos sacudíamos los efectos de la época navideña y ya casi han pasado dos meses. He leído bastante, teniendo en cuenta el tiempo disponible, pero he reseñado poco. Y tengo esa sensación de haberme dejado en el tintero buenas lecturas de las que hablaros. Así que, saliendo un poco del formato habitual, os traigo algunas de ellas.

Una habitación propia
Virginia Woolf


Esta ha sido mi primera toma de contacto con Virginia Woolf. Un ensayo fruto de sus conferencias sobre "la mujer y la novela". Que sea un ensayo ha sido lo que me ha hecho bajar su valoración ¿Por qué? Porque había partes que me han parecido un poco más farragosas, como si se desviara de lo importante (y no deja de ser culpa mía y mi falta de paciencia como lectora a la que le gusta ir al grano). Dicho esto, considero que debería ser una lectura obligatoria en el colegio: la importancia de que, en palabras de Virginia, una mujer tenga una habitación propia y una renta de quinientas libras. Independencia, pensar por sí misma, ser autosuficiente. Hay muchos párrafos para enmarcar. Dice: "Además, dentro de cien años... las mujeres habrán dejado de ser el sexo protegido. Lógicamente, tomarán parte en todas las actividades y esfuerzos que antes les eran prohibidos. La niñera repartirá carbón. La tendera conducirá una locomotora". Esto lo dijo en 1928. Iniciamos 2017 y es verdad en parte.

Prácticamente, he copiado mi comentario en Goodreads. Es un ensayo muy corto del que se pueden sacar muchas reflexiones en torno al discurso feminista. Merece la pena.



23 Otoños antes de ti
Alice Kellen


El segundo volumen de la serie Volver a ti. Últimamente me siento bastante reacia a leer New Adult porque ha llegado un momento en el que no me aporta nada. Sin embargo, soy una lectora fiel a Alice Kellen y, esta vez, tampoco me ha defraudado. Sobre todo porque, como suelo decir, sabe manejar los clichés en beneficio de sus protagonistas.
Me quedo con la dulzura y detalles con las que Alice lo envuelve todo. Me quedo con sus guiños (a otros personajes y novelas suyas), con su manera natural de expresar sentimientos y con esa sensación final que te deja cada una de sus historias y que suele traducirse en una sonrisa enorme.
Pero, la razón por la que ahora mismo estoy hablando de 23 Otoños antes de ti, es Harriet, su protagonista. Esa amiga que te llevarías a casa y que querrías tener en tu vida. Me llevo conmigo su fragilidad y su fortaleza.



El mapa de mi piel
María Montesinos


No quería dejar de mencionar El mapa de mi piel. Fue una lectura conjunta que compartí con Mónica Brandon y reconozco que ese ha sido un gran aliciente. No os voy a mentir: es una novela que trata el cáncer de mama. Es Celia -una treinteañera que acaba de recuperarse de la operación y está en período de curación- la que da voz a esta novela. Sé que la palabra cáncer es un handicap. Parece que a ninguno nos gusta leer nada que tenga que ver con esto. Queremos historias más o menos bonitas pero que no hablen de enfermedades. Yo también me dejé llevar por los prejuicios y por eso he tardado tanto en leerla. Pero María Montesinos ha hecho un trabajo que hay que valorar. A mí me ha servido para abrir los ojos, incluso para solventar algunas dudas. El mapa de mi piel es una novela sobre la vida, sobre elegir y decidir qué queremos hacer con ella cuando ésta te ha puesto a prueba. Es una novela sobre el amor, sobre saltar obstáculos, sobre luchar y adaptarse a los cambios. Es una historia de la que siempre guardaré un mensaje positivo y esperanzador.
En definitiva, es una novela que hay que leer.



La mujer del viajero en el tiempo
Audrey Niffenegger


Ha sido una relectura que me ha pasado factura. La empecé en diciembre, inicialmente planteada como lectura conjunta. Sin embargo, en cuanto fui acercándome al final, tuve que abandonarla (dejando tiradas a mis compañeras de lectura) y darme un tiempo para respirar. La mujer del viajero en el tiempo siempre tiene el efecto de un huracán sobre mi corazón. Lo arrasa todo, me hace llorar como si Henry y Claire fueran mis vecinos y asistiera al desarrollo de su vida, de su historia de amor. 
Soy incapaz de poner distancia y recurrir al "no pasa nada, es solo un libro", ni tampoco al "lo has leído más veces, ya sabes lo que viene". Para mí nunca será solo un libro. Hay algo trágico en los continuos e inesperados viajes en el tiempo de Henry, en su falta de control, en su abandono. El hecho de que esté escrito en primera persona pero con la visión de ambos, nos ayuda a ponernos en situación. También sé que es una percepción puramente personal.

Estoy segura de que hay lectores que abandonarían el libro por falta de interés, o que lo leen sin que deje en ellos ninguna huella. No es mi caso. Hace unos días la terminé por fin y, como ya imaginaba, no he salido indemne de ella.

Hay una película basada en el libro: Más allá del tiempo, protagonizada por Eric Bana y Rachel McAdams, pero creo que hay que verla después de leer el libro porque muchos detalles se quedan fuera.  La mujer del viajero en el tiempo forma parte de la estantería de libros que, de alguna manera, cambiaron mi vida. Por eso necesitaba hablaros de ella.


Tengo planificado el calendario de lecturas de marzo. Hay novedades y también lecturas pendientes. Pero antes de que se acabe febrero, prometo traer alguna reseña bonita.







11 comentarios:

  1. Es una buena idea comentar estos libros que no se reseñan, ya sea por falta de tiempo o porque a veces ni te apetece... a mí eso me pasa mucho, lo admito, cada vez que las lecturas son más lineales y planas y poco destacables menos me gusta reseñarlos. Al menos veo que no es ese tu motivo jajaja
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pepa
      Desde que estrené el blog tenía claro que solo escribiría sobre libros que querría recomendar a un amigo. Nada de libros malos o que a mí no me hubieran gustado. Pero, la mayoría de las semanas no puedo preparar entradas y, en este caso, me apetecía que estos libros estuvieran. Al menos, mencionarlos.
      También me pasa como a ti. Son pocas las lecturas que me apetece reseñar. A ver si este año la cosa mejora. ;)
      Un beso.

      Eliminar
  2. De Virginia Wolf prueba con la señora Dalloway, a mí me gustó mucho. La mujer del viajero del tiempo lo empecé y lo dejé, no era mi momento. Me parecía demasiado denso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, ana!
      Me apunto La señora Dalloway, para variar. Me apetece seguir descubriendo a Virginia.
      Y sobre La mujer del viajero en el tiempo... habrás visto que aviso. Es inevitable obsesionarse con las fechas para seguir los acontecimientos. Demasiados saltos temporales. Esa puede ser un pega. A veces he recomendado el libro y me han comentado que no les ha parecido para tanto. Pero en mi caso... no falla. Me emociona y me hace sufrir como pocos.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Ohhhh Una Habitación Propia, es uno de mis libros favoritos!!! y uno de esos que se debería estudiar en los colegios... Orlando está muy bien también, tiene un planteamiento muy original y hay una adaptación al cine protagonizada por Tilda Swinton que está bastante bien. La Señora Dalloway no lo tengo en pendientes, pero es de los mejores de Virginia.
    Los otros no los he leído, pero me llama la atención La mujer del viajero en el tiempo, (la peli no la vi)..creo que cuando un libro se relee y sigue afectando así, es que es de los importantes, al menos a mí me pasa....así que me lo apuntaré para darle una oportunidad...viniendo de tí puede ser una buena lectura, además con pocas frases me has impactado jejeje
    Un besote!

    PD: creo que somos tocayas de profesión, ¿estudiaste Derecho, por un casual?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó mucho el mensaje que hay dentro de Una habitación propia. ¿Sabes que siempre he querido ver esa versión de Orlando con Tilda? (me encanta ella, con ese aspecto algo andrógino).
      La mujer del viajero en el tiempo es una apuesta arriesgada. Siempre aviso, porque ir con demasiadas expectativas a causa de mi absoluta devoción, puede que os fastidie la lectura. Si te decides, no olvides decírmelo y lo comentamos ;) (¡Y no veas la película antes si tienes pensado leerla!)

      PD: Estudié Derecho (qué casualidad, no sabía que tú también), pero lo mío es más llevar la gestión laboral de empresas en una asesoría, lo que se reduce a hacer nóminas, seguros sociales, contratos y demás ;) (Nunca tuve alma de abogada)

      Eliminar
    2. Esa versión de Orlando la vi yo. Me impactó, no es una película fácil, pero estéticamente maravillosa. De las que no se olvidan.

      Eliminar
  4. Hola Lidia!!!
    De tus lecturas que se quedaron en el tintero tengo pendiente El mapa de mi piel, hace ya tiempo que lo tengo en el kindle y espero no tardar mucho en leerlo, porque me gusta mucho la forma de escribir de María, con tu opinión aún me despertó más interés y el de Una habitación propia, después de salir de mi zona de confort, gracias Lidia, creo que le daré una oportunidad cuando quiera cambiar de género totalmente.
    Las otras dos lecturas ya las he leído y qué decirte, las dos me gustaron mucho, Alice cada vez me enamora más con sus historias y el de La mujer del viajero en el tiempo, te entiendo cuando dices que te ha costado acabarlo, yo creo que si lo leyera una segunda vez me costaría mucho porque lo pasé muy mal en según que partes, era todo tan real...
    P.D. No hay día que no me acuerde de nuestra LC de Irresistible, qué te parece si en abril le hacemos un hueco, no te digo marzo porque has dicho que tienes más o menos planificadas tus lecturas, yo también tengo unas cuantas, más bien muchas ;)
    Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Elena!
      La verdad es que El mapa de tu piel ha sido una lectura "necesaria". Necesitamos, creo, perder el miedo a leer sobre determinados temas porque eso solo puede ayudarnos a tener más información. Y aunque también he tenido mis peros en ciertos detalles, la sensación general ha sido muy positiva.
      Y sobre La mujer del viajero en el tiempo... qué podría decirte. Sentí bastante vergüenza cuando os dejé a mitad de la lectura... pero era necesario o mi ánimo se iba al traste.
      Me apunto abril para hacer sí o sí nuestra conjunta de Irresistible. Y si puedo adelantarla en marzo, te aviso. Más de una vez me he acordado, no creas que lo tengo en el olvido ;)
      ¡Un beso!

      Eliminar
  5. Hola!!! Participo en la iniciativa Seamos Seguidores y ya me tienes como seguidora. Te invito a mi blog: alritmodemistacones.blogspot.com.es Besos!!

    ResponderEliminar
  6. El de Virginia Woolf lo tengo pendiente desde hace mucho, tengo otras dos novelas de la autora, "Orlando" y "La señora Dalloway"). Bueno, yo no, César, que ya sabes que este chiquillo es como mi biblioteca personal, tiene de TODO xD.

    Me gustan estas entradas, en Goodreads no solemos explayarnos tanto y a veces apetece comentar un poco más alguna lectura.

    PD. Tengo que releer "La mujer del viajero en el tiempo", a ver si cuando vaya a casa me lo traigo.

    ¡Mua!

    ResponderEliminar