.Image { text-align:center; }

22 de febrero de 2016

Entrevista a Víctor del Árbol

Imaginad que tenéis un humilde blog que es como vuestra casa: en ella volcáis vuestro tiempo para compartir opiniones sobre aquellos libros que os han gustado, intentas que sea un sitio agradable, que a otros lectores les guste pasar por aquí de vez en cuando, sin importar que sean pocos. 

Imaginad que admiráis a un escritor que es capaz de hacer magia con las palabras y que te encantaría que estuviera en tu casa, preguntarle algunas cosas y que el resto del mundo pudiera leerlo.

Eso es lo que os traigo hoy. El blog estrena sección y lo hace a lo grande.

Me armé de valor y le pedí a Víctor del Árbol que, a raíz de su última publicación La víspera de casi todo, ganadora del Premio Nadal 2016, me concediera una breve entrevista. Aquí está el resultado. Espero que la disfrutéis.


1.- Cualquiera que le siga en las redes sociales comprobará que es un autor que no teme mostrar su opinión sobre ciertos temas: política, literatura, compromiso social. Muchos no lo hacen por temor a un posible daño de su imagen pública. ¿Cree que los autores deben cumplir con cierto compromiso y dar visibilidad a determinados temas?

Si entendemos que la literatura es la pretensión de acercarnos a partes intangibles de la vida y del ser humano, nos damos cuenta de que es indisoluble el binomio Vida y Escritura. Al comprometerme con la literatura me comprometo con una visión de las cosas y del mundo. Elijo los temas y el enfoque y por tanto tomo partido. El arte, en todas sus facetas, trata de expresar lo que somos, es una búsqueda que no se basa solo en la estética, sino en una forma de ética. Sí, creo que debemos ser inconformistas porque resulta incongruente contar historias y no verlas, no sentirlas como propias. Un escritor sin empatía no es más que un amanuense, o en el peor de los casos un tonto útil. Con respeto, tratando de razonar y llegar a conclusiones alejadas del oportunismo o la demagogia, podemos entender mejor nuestra realidad y hacerla entendible para otros.

2.- Una de las cosas que siempre me han llamado la atención de su trayectoria literaria es la gran acogida que tienen sus obras - y la admiración que despierta como escritor-  en Francia. ¿Qué cree que ocurre en España para que ese reconocimiento sea mucho más discreto? 

Es algo que yo no puedo controlar, y que dejó de preocuparme cuando lo entendí de ese modo. En este oficio todavía existen por suerte factores que no están sujetos a una lógica exacta. La editorial que decidió apostar cuando era un desconocido, cierto premio, un programa de televisión. Y así empezó ese maravilloso mecanismo del boca/oído. Como la onda expansiva de un movimiento lejano, poco a poco empezó a pasar en casa y hoy, por suerte, estoy en disposición similar. Todo llega si se tiene paciencia y perseverancia. Y si no llega, de nada sirve quejarse. 

3.- Sus obras suelen tener un elenco de personajes que retrata lo mejor y lo peor de la condición humana, pero reconozco que, como lectora suya,  siempre me ha parecido que pesa más la crueldad  y la maldad que el amor o la integridad. En general, ¿tiene una visión pesimista del ser humano?

No, todo lo contrario. Soy un optimista pragmático, que, al modo de Albert Camus, entiende que amar algo no significa obviar su realidad. Normalmente, “la maldad”, la crueldad o el dolor en mis personajes les viene impuesta desde fuera, son otros quienes las causan. A ellos les corresponde sobreponerse, encontrar elementos que les permitan sacar a flote lo mejor de si mismos. Puede que no siempre lo consigan, pero al menos lo intentan. Si te fijas bien en los personajes de  La Víspera de casi todo, tal vez coincidamos en que aman y odian con la misma fiereza, como mínimo. Creo que ellos buscan algo de verdad, algo que les haga salir del infierno, de la mediocridad, de la tristeza de una vida que solo es lenta agonía. No, creo que el hombre es capaz de la belleza, del amor, de la pasión...Pero necesita una razón para entregarse a ello.

4.- En "La víspera de casi todo" vuelven a confluir (como en el resto de su obra) personajes cuyas experiencias vitales los han transformado en seres heridos, desesperanzados en ocasiones y que, en mi opinión, carecen de inocencia porque de una forma u otra les ha sido arrebatada. ¿Cree que es en esos casos donde las personas se muestran realmente como son?

Pienso que eso que llamamos normalidad solo es tal mientras no nos veamos obligados a ponerla a prueba. El dolor forma parte de nuestra naturaleza como la alegría, pero no siempre somos capaces de metabolizar el sufrimiento del modo adecuado. Guardamos pequeñas o grandes heridas y nos esforzamos por superarlas. Pero algunas son demasiado profundas. No hay personajes amargados en mis novelas, yo no creo que sirvan de nada las excusas. No negamos lo que fuimos, dejamos que salga a flote, pero no por ello nos resignamos a ser siempre una prolongación de ese dolor. Fuimos niños, pero somos hombres y mujeres. Y la rienda de la vida la conduce uno mismo. Podemos cambiar si queremos. Pero hay que pagar un precio. 

5.- Son muchos los personajes que comparten protagonismo en La víspera de casi todo: Dolores, Mauricio, Ibarra, Daniel, Paola... Cuando empezó a escribir la novela ¿ya tenía claro cuáles iban a ser sus debilidades,  sus heridas y sus pérdidas?

Sí. Todos ellos son, a modo de tragedia griega clásica, máscaras diferentes para tratar una misma cuestión: ¿Quiénes somos? ¿Podemos reinventarnos una y otra vez o siempre seremos los mismos disfrazados de otras vidas? En unos vamos a encontrar una respuesta afirmativa, podemos cambiar. En otros negativa, el pasado nos impide volar. Y en unos pocos está la locura de vivir en un mundo paralelo, de espaldas a la realidad y al pasado, en un presente que es como una casa de los espejos. 

6.- Aunque la acción principal transcurre en la Costa da Morte, en el año 2010, hay claras referencias a los abusos, torturas y desapariciones que tuvieron lugar durante la dictadura argentina (1973-1986). ¿Por qué ese contexto histórico? 

Porque siempre me ha parecido necesario hablar de lo que amenaza con desaparecer. Hace años visité la ESMA y me asustó ver tanto dolor convertido en relato, en museo. Entendí que es necesario que existan estos lugares, pero sentí que no eran capaces de hacer comprensible el dolor de las madres, de los esposos, de los hermanos. El dolor de los torturados, de los desaparecidos aquella noche de los lápices. Me hizo pensar en nosotros, en nuestras fosas, en nuestras historias oficiales y oficiosas cargadas de silencios dolorosos. Fue después de aquel viaje cuando leí al poeta Juan Gelman y entendí que pese a la imposibilidad de las palabras, solo ellas pueden hacer que la memoria sea una cosa realmente viva. No se trata de venganza, ni de remover el pasado buscando revanchas que ya no tienen sentido. Se trata de paz, de necesidad de cerrar esas historias familiares, de reconocimiento, de recuerdo y de luto. De eso se trata. 

7.- He leído en un artículo que presentó la novela bajo el seudónimo de Aurelia Ballesteros y es algo que me ha llamado poderosamente la atención. ¿Por qué un seudónimo y de mujer?

Era, y es, un homenaje a la madre de Lola. Fue una mujer valiente, buena y con un sentido del humor que nos mantuvo a todos unidos hasta el día que se fue. Se lo debía. 

8.- Sus novelas tienen mucho de novela negra y thriller psicológico ¿Se ve escribiendo un género diferente? ¿Cree que son éstos los géneros que le permiten expresar mejor lo que quiere transmitir con su obra? 

No escribo pensando en la etiqueta sino en la historia. Quizá alguna vez me apetezca otro registro, y si la historia y sus personajes me lo demandan, me sumergiré en ello sin miedo. Al final, hablamos de historias, de vidas, de visiones subjetivas y de literatura. Eso es lo que debe prevalecer para mí. Yo querría que algún día los lectores me reconozcan por mi voz narrativa, y a eso me entrego y me debo.

9.- ¿Tiene algún libro favorito del que ha pensado “me habría gustado ser yo quien lo hubiera escrito”?. ¿Y algún autor/a imprescindible?

Claro. Muchísimos. Me imagino, por ejemplo escribiendo Guerra y Paz, o El Extranjero, o El Amor en los Tiempos del Cólera...Y entre mis autores imprescindibles, a los ya señalados por sus libros, añadiré a Virginia Wolf, Kafka, Faulkner, Coetzee...

10.-Por último, me gustaría saber qué libros le han marcado como lector en algún momento y por qué.

Réquiem por un campesino español, de R.J. Sender porque me descubrió el poder de la palabra sencilla y certera, y porque sentí como propio ese mundo de desigualdades y ambiente rural e injusticias. 
La peste de A. Camus, porque me fascinó el tratamiento de los personajes y porque luego encontré reminiscencias en tantas obras que han tratado las situaciones de excepcionalidad en el ser humano.
Por citar solo tres, Los versos Satánicos, de Rusdhie. Reconozco que me costó entrar en ella, y que tal vez su valor para mí tiene que ver con la fatua que se lanzó contra él. Se convirtió en una especie de mártir y leerlo era un acto de rebeldía. Fueron buenos años. 
Seguiría con la biografía de Leonardo El vuelo de la mente de Charles Nicholl, uno de los ensayos más completos que se ha escrito sobre una de las mentes más maravillosas de la Humanidad, o los 12 Césares de Suetonio, de donde nacen las leyendas negras de Nerón, Calígula o Claudio, que han dado grandes novelas.

La lista sería inacabable. Porque cada libro que nos llega, lo hace por un motivo diferente. Lo importante es que lleguen para quedarse.


Desde aquí, solo me queda agradecer a Víctor del Árbol su tiempo y amabilidad a la hora de contestar a mis preguntas  y recomendaros de nuevo que os dejéis conquistar por su personal manera de escribir que nunca, nunca, defrauda.


Nacido en Barcelona en 1968, fue funcionario de la Generalitat desde 1992 hasta 2012.
Cursó estudios en Historia y colaboró dos años como locutor y colaborador en el programa radiofónico de realidad social «Catalunya sense barreres» (Radio Estel, ONCE).
Enlace a su blog de autor

NOVELAS PUBLICADAS Y RECONOCIMIENTOS


Año 2006


Premio Tiflos de Novela en 2006 
Año 2011

Le Prix du polar Européen 2012 a la mejor novela negra europea

Le Prix QuercyNoir, el Premio Tormo Negro 2013

Le gran Prix de littèrature policière en 2015.





Año 2013

Finalista a la mejor novela extranjera en el festival de cine Negro de Beaune,

Finalista en el II Premio Pata Negra de Salamanca

Finalista a la mejor novela negra 2014 que otorga el festival VLNC





Año 2014
Mejor novela escrita en español del 2014 por la asociación de blogueros en España Creatio Club Literario.

III Premio Pata Negra ciudad de Salamanca 2015.

Le Gran Prix de Littèrature Policière 2015

Meilleur Polar 2015 Prix Lire en su versión francesa ("Toutes les Vagues de l'Océan")



Premio Nadal 2016

(72ª edición)

6 comentarios:

  1. Hola Lidia!
    Gracias por acercarnos a este autor. La verdad es que me ha resultado una entrevista interesante.
    Me ha encantado lo que dice de la implicación de los escritores con la realidad social (el término "tonto últil" me ha recordado a un profesor de historia que tuve, que nos animaba a ir mas allá), la conciencia de la importancia del boca-oído en la literatura como en otras cosas, la naturaleza de sus personajes y la influencia de la sociedad que les rodea...
    Y por cierto, a mi también me encanta "La peste", es un libro impactante que se te queda y que está lleno de grandes reflexiones.
    Sí, desde luego me ha encantado. Y si ya tenía ganas de leer su novela ahora más.
    Gracias a los dos

    Muchos besos!

    *Me alegra que introduzcas esta sección en tu blog, estoy segura que vas a traernos entrevistas muy interesantes ^-^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Cris!
      De eso se trata, Víctor del Árbol suele causar ese efecto: la coherencia en todas sus declaraciones y la pasión por lo que hace llega de una forma muy directa. Y luego están sus novelas, que tienen muchas lecturas. Espero de verdad que te animes a leer alguna de sus novelas y que compartas impresiones.
      Y gracias por tus palabras. No tenía previsto crear ninguna sección, pero sí tenía claro lo que quería hacer y era poder enseñar otra cara más de un autor y una novela que yo considero imprescindibles. Sobre todo espero traer cosas que interesen.
      Un beso.

      Eliminar
  2. "Lo importante es que lleguen para quedarse"... Siempre es un lujo leer a Víctor del Árbol y es imposible no admirar su compromiso, su amor por la literatura, su capacidad para crear personajes capaces de lo mejor y lo peor, pero sobre todo atrozmente reales, y me alegro muchísimo de que esté obteniendo un reconocimiento justamente merecido.
    Me quedo también con lo de que no pienso en la etiqueta sino en la historia. Creo que la primera lealtad de quien escribe es con lo que quiere contar. Espero tener ocasión de leer muchas más historias de Víctor, y sé que serán igual de sinceras y veraces que las anteriores. Muchas gracias por este regalo y felicidades por la entrevista, y gracias también porque nunca olvidaré que fuiste la primera en acercarme a sus novelas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre tiene algo que mostrar, algo que enseñarnos ¿verdad?. En forma de novela, de reflexión, de entrevista de prensa, radio... Me quedo con todo lo que ha dicho y también con la intención de acercarme a las novelas que ha citado.
      Sé que crees firmemente en que lo importante es la historia que se quiere contar, aun cuando no sea lo que todos los lectores esperan, pero eso no las hace menos valiosas.
      Y gracias a ti, porque son estas cosas las que nos acercan y las que merece la pena compartir.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Yo no lo conocía hasta que se llevó el Nadal, ahora después de la entrevista (me han gustado mucho las preguntas) la curiosidad se ha convertido en ganas, ya caerá.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será una lectura que no te dejará indiferente. Eso te lo garantizo. Y espero que, sea cual sea la novela que elijas, luego me lo cuentes.
      Un beso.

      Eliminar